ENTREVISTA CON CARLOS DAROCA – WHITE & CASE ESPAÑA

Carlos Daroca

Partner at 
White & Case España

Photo by Adam Lubroth/Global Assignment by Getty Images for Goodrich Visions

 

¿Cómo definiría la marcha del mercado de fusiones y adquisiciones español en estos primeros cuatro meses del año? ¿Cree que la situación es positiva?

Tras un 2016 complicado notamos un claro incremento de la actividad en todos los sectores. Varios factores contribuyen a ello: existe una gran liquidez en el mercado, crecimiento económico, bajos tipos de interés, y recuperación del consumo. Además, es un factor importante la mayor estabilidad política que se prevé para este año, después de un 2016 ciertamente convulso. Todo ello nos ha permitido ver operaciones importantes, como las compras de Vela Energy por Sonnedix, Accelya por Warburg Pincus, el 40% de Telxius Telecom por KKR, Allfunds Bank por Hellman & Friedman y GIC, así como Naturgas por Covalis Capital y White Summit Capital.

Por tanto, creo que la situación es positiva y que continuará siéndolo en el corto y medio plazo.

Está usted especializado en private equity, segmento de mercado que ha sido muy activo en lo que va de año. ¿A qué cree que se debe este repunte de la actividad en el inicio de 2017? ¿Cree que será una tendencia sostenida a lo largo del año?

El private equity goza de buena salud en este momento, en España y en Europa. Los procesos de fund raising están teniendo un éxito considerable y actualmente hay mucho dinero por invertir en Europa y en España. Por tanto, esperamos que en 2017 la actividad sea claramente superior a la de 2016. Como viene siendo habitual, los “mega deals” serán protagonizados por fondos internacionales. No obstante, vemos cierta tendencia de estos fondos a considerar operaciones más cercanas al middle market. Los fondos españoles están también muy activos. Algunos de ellos han levantado fondos que hace unos años parecían inalcanzables.

Sin duda, en todo ello influyen los factores indicados en el punto anterior y, en particular, la confianza que por fin se ha instalado en el mercado español. Probablemente el reto en este momento sea conseguir cerrar operaciones a precios razonables que permitan obtener los retornos buscados por el private equity. Sin duda es un reto porque ya se están viendo precios que superan las 10 veces Ebitda.

También tiene usted experiencia en el sector inmobiliario, en el que se sigue incrementando el número de operaciones, superando incluso los registros de 2016. ¿Podemos hablar ya de comportamiento precrisis? ¿Cree que es un buen momento para que las compañías, nacionales e internacionales, inviertan en el sector?

Creo que continúa siendo un buen momento para invertir en el sector inmobiliario, en sus distintas variantes. El mercado se ha profesionalizado y dinamizado significativamente con las SOCIMIs y con el interés de fondos internacionales que llevaban tiempo sin invertir en España. Apreciamos también una fuerte actividad en inversiones “value added” y un incremento claro de la inversión en general.

Por tanto, entendemos que es un buen momento y detectamos mucho interés entre nuestros clientes. En algunos casos sí estamos viendo precios “pre-crisis”, pero las estructuras de financiación están siendo más prudentes.

Los principales retos en este ámbito se refieren a la escasez de producto “premium” y al recalentamiento de precios, con la consiguiente reducción de los retornos. De momento, la compresión del “yield” parece que se ve compensada con el bajo coste de la financiación y la tendencia al alza de las rentas arrendaticias.

¿Dentro del sector inmobiliario, qué tipo de activos despiertan mayor interés inversor? ¿Por qué?

Detectamos mucho interés en hoteles, por el incremento del turismo. También vemos mucha actividad en centros comerciales, promovida por el incremento del consumo y la mejora económica. Se está llegando a invertir con yields cercanos al 3.5%, lo cual demuestra la alta demanda existente. También vemos interés en el mercado de oficinas “premium” y el localizaciones secundarias. Debido a la escasez de producto “Premium”, es frecuente buscar mayores rentabilidades en operaciones “value added” y en activos logísticos. El atractivo por estos últimos se ve potenciado por el incremento del comercio online, que requiere grandes centros logísticos y almacenes.

En términos de M&A en general, ¿hay grandes transacciones en pipeline para este 2017? ¿Cree que se superará el nivel de actividad de 2015 y 2016?

Sí hay grandes transacciones en el pipeline para 2017 y confío en que se superen los niveles de actividad de 2015 y 2016. En cuanto al pipeline, cabe destacar algunas de las operaciones de las que se han hecho eco los medios, como la posible OPA de Atlantia sobre Abertis, o las rumoreadas operaciones sobre Redexis, Renovalia, Aernnova, Mediapro, Iberchem o PortAventura. Este año puede ser definitivamente un año fantástico para el M&A en España.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *